No confundas abrir la mente con escapar

Te preguntaste alguna vez porqué razón mucha gente se va de viaje por el mundo tanto tiempo?
O porqué la gente se va de su casa a vivir sola?

Si sos una de estas personas te sugiero te lo cuestiones.

Muchas veces pensamos que viajamos porque queremos recorrer el mundo, abrir la mente, conocernos a nosotros mismos y en realidad si bien esto es verdad, la que nos contamos, hay otra verdad que no la queremos ver y sale a flote años después, y esa verdad es que estábamos escapando.

Sufrir bullying de chico nos hace tapar muchos miedos en un fondo profundo y no salen a la luz hasta que pasan varios largos años y mucho sufrimiento. Ese dolor que llevamos dentro, para no verlo porque duele y mucho, lo evitamos viajando.

Viajar es importante y sano, pero si se hace desde el descubrimiento y la curiosidad. La mayoría de los millennials viaja para escapar. Escapar significa esquivar un problema que pensamos que tiene solución esquivándolo. Porqué te pensás que cuando uno viaja hace cosas que no hace en su hogar? y tiene más valentía? La razón es que tenemos miedo al que dirán, miedo a ser juzgados por nuestro entorno que nos reprimió desde muy chicos.

A la larga lo que termina pasando es que ese viaje de meses por el mundo termina siendo inútil para sanar, y es la razón por la que muchos dicen: Si te vas te llevás la “mochila” adonde vayas.

Otro medio de escape es irse a vivir solo. Mucha gente dice que quiere su espacio, que le gusta vivir solo, que necesita tener un control sobre sus tiempos y horarios y esto es verdad, pero la otra verdad es que también muchas veces estamos escapando.

En este caso el principal escape es no enfrentar ni sanar la relación con nuestra familia. Es angustiante ver como nuestros padres y hermanos no son como queremos que sean y tenemos tanto deseo de cambiarlos que al vernos frutrados por ello, preferimos irnos y tapar el problema. Lamentablemente nadie cambia hasta que está preparado o dispuesto a cambiar, y por ende, nadie puede forzar a nadie a cambiar.

Como con el viaje, también luego de confirmar que irse a vivir solo no soluciona el problema caemos en alguna crisis o depresión hasta que el vínculo sane. Es el momento en que tenemos que levantar la alfombra y ver lo que hay debajo..

Estamos en una época ideal para sanar de jóvenes ya que tenemos acceso a todo tipo de experiencias vitales de forma muy económica y para disfrutar en muy poco tiempo como nunca antes en la historia.

Es importante vivir todas esas curiosidades desde temprano para no cargar a nuestros futuros hijos con culpas sin sentido basadas en nuestros miedos ya que viviendo estas experiencias vamos a romper los prejuicios con los que venimos cargando y vamos a poder saber bien como nos queremos ganar la vida.

Hoy en día se puede probar que tenerlo todo no es sinónimo de felicidad, sino de bienestar. Y se puede tenerlo todo. Tenerlo todo es tener la posibilidad de darte cuenta que una pareja no te va a salvar, y podés probar cuantas veces quieras ya que hoy abundan las relaciones intensas de 2 meses. Podés tomarte un avión low cost y recorrerte tu continente durmiendo en sofás, sin gastar mucho. Y podés vivir solo y terminar aislandote del mundo porque no es como vos querés que el mundo sea.

Al final, se vuelve a casa. Y te conviene volver. Porque ahí están las respuestas que estuviste buscando por varios largos años en los lugares menos útiles, con las personas incorrectas y con un sufrimiento que ninguna adicción pudo quitarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑