Vos querías todo YA

Ojos que no ven..corazón que no siente..
Esa frase consoladora ya no existe más. 

Hoy todo se ve, no es que antes no pasaba, antes se ocultaba. Siempre hubo videos explícitos de muertes, siempre hubo relaciones secretas que se ventilaban entre chats y videos eróticos viralizados, siempre hubo exposición, lo que no había era un medio para darlo a conocer.
Siempre hubo músicos talentosos pero llegaban los mismos de siempre, los que eran de Londres o de Nueva York. Hoy en día uno se HACE, sin intermediarios, eso ya no existe más. No hay excusas del NO TENGO RECURSOS, todos los tenemos, el tema es en donde los gastamos.

Ya no existe una vida privada, porque por más que te quieras ir al Sur aislado del mundo con tu pareja que amás profundamente, todo eso llega a su fin, y la vuelta al ruedo es dura. Nadie se quiere perder de nadie y de nada. Antes era Mardel, Miami y algunas sierras, hoy es Sri Lanka, Tailandia y Kuala Lumpur..los destinos cambiaron, así como el modo de vivirlos. De los hoteles all-inclusive a los hostels o los sofás de paso, de los platos de comidas a las burguer caseras. Ya la moda es ir liviano, con miles de accesorios para esa foto digna de la Rolling Stones.

No queremos el apego porque de ese amor se pierde la libertad. Ni siquiera vale la pena volverse paranoico porque tu pareja recibe caritas con besitos de corazón de un amigo que tiene una foto de perfil haciendo surf en California mostrando esa tabla de lavar que no tenés, porque vos también tenés esas mismas caritas de amigas que posan con hilos dentales. Todo tira para enfocarse más, porque es lo que debe ser.

Ya están muriendo los divorcios con infidelidades ocultas de las generaciones nacidas en los 50, ya sabemos que ese modelo no va más. No faltarían divorcios, el tema que al no haber casamientos…

Casarse paso de ser un acto de tranquilidad y seguridad a ser un momento más para retratar entre las 5000 fotos efímeras que tenemos en las redes solo para sentirnos reconocidos por parte de un grupo de personas que no saben adonde van. Ya el wifi cotiza más que una sangre sana, la batería a full-charge más que un beso en la mejilla, un like más que el oxígeno..

Antes queríamos todo, ser adultos de niños, ahora que lo tenemos no lo queremos..en la multitud el valor del individuo es insignificante, así como en lo descartable el valor es barato. Antes comíamos en platos, hoy en packaging cool..y vos, todavía queres todo YA?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑